Artículos

Talleres

Referencias

Próximos Talleres

Visite la lista de nuestros próximos talleres.


Ver listado

jueves, 19 de julio de 2018

Slut shaming entre mujeres


Slut shaming entre mujeres

Hace unas semanas me quedé perpleja cuando escuché los comentarios de una amiga en relación a la nueva pareja de su ex-novio. "Una chica fácil, zorra, promiscua y sin principios morales". Si entendí bien, la chica había mantenido relaciones sexuales con su nueva pareja casi de forma inmediata.

Tuve la sensación de que no vivía en España sino en un país más conservador y tradicional. Craso error, porque en nuestro país hay gente de todo tipo, y aunque el término de diversidad sea fácil de entender, es difícil de practicar.  


Esta conversación me llevó a pensar en un término que se utiliza en el mundo anglosajón hace aproximadamente 20 años, me refiero al slut shaming, que desvela un comportamiento, por desgracia, bastante frecuente en nuestra sociedad.

Slut shaming se traduce en castellano como "tildar de prostituta"  a una mujer sin que lo sea.  El diccionario de Oxford lo define como: "la acción o hecho de estigmatizar a una mujer por participar en un comportamiento que se considera promiscuo o sexualmente provocativo". 

El slut shaming es internacional ya que se produce en todas las sociedades. Con independencia de la nacionalidad, país o cultura a la que pertenecemos, se ha consensuado de forma implícita el comportamiento que debe tener una mujer en relación a su sexualidad.

Está bien visto  que seamos reservadas con estos temas. Si hablamos de forma abierta sobre nuestra sexualidad corremos el riesgo de que nos hagan slut shaming.

Veamos algunos ejemplos de slut shaming:

1. Juicios en relación al comportamiento sexual de una mujer.  "Se ha tirado a todo el equipo de fútbol".

2. Desaprobación hacia la manera de vestir de una mujer. "Los pechos son para llevarlos dentro de la blusa".

3. Responsabilizar a la mujer por una infidelidad. Cuando un hombre traiciona a su pareja y se responsabiliza a la mujer con quien lo ha hecho, en lugar de responsabilizarlo a él. "Ella se le metió por los ojos".

4. Criticas hacia el pasado sexual de una mujer. "No me extraña que haya tenido a tantos hombres, con esa manera de vestir".

5. Culpabilizar a una mujer cuando otra persona distribuye una foto de ella desnuda. "Si no se hubiese hecho esa foto, no estaría en esa situación".

6. Burlas hacia las prácticas sexuales de algunas mujeres. Si una mujer se expresa de forma libre y abierta en relación a su sexualidad, como sus conquistas sexuales. 

7. Responsabilizar a una mujer por haber sido violada. Es la forma más extrema de slut shaming: "tu provocaste a tu violador".  

Cuando se habla de un comportamiento que ocasiona más daños y perjuicios a una mujer, dirigimos la mirada y nuestras acusaciones a los hombres. 

Sin embargo, las mujeres también contribuimos a que algunas situaciones se perpetúen. Por ello, en esta ocasión pongo el foco en las razones que pueden llevar a una mujer a practicar el slut shaming.

Comparto contigo los resultados obtenidos en un controversial estudio  dirigido por la psicóloga de la Universidad de Ottawa, Tracy Vaillancourt: "La evolución de la perversidad" (The Evolution of Bitchiness), publicado en el año 2015 por la revista The Atlantic. 

1. Algunas mujeres quieren seguir utilizando el sexo como una herramienta de poder. Si las mujeres expresamos de forma abierta nuestros deseos sexuales, perdemos los beneficios que nos proporciona el sexo altamente demandado utilizándolo como una herramienta de negociación.

Vivianne Chien, experta en sexualidad y género, apunta que el estereotipo de que los hombres quieren sexo y las mujeres buscan recursos económicos encaja mucho más en las economías en las que las mujeres tienen dificultades para acceder a un puesto de trabajo y son valoradas por su apariencia física. 


En este sentido, es lógico que les interese tener un precio sexual más alto para poder acceder a los recursos económicos de su pareja. 

2. Algunas mujeres quieren derribar a sus competidoras más exitosas.  Los hombres se sienten atraídos por las mujeres más atractivas. Y, una manera de hacer a una mujer menos deseable es hablando mal de ella. De esta manera, pasa de ser atractiva a promiscua, un término que es peyorativo para una mujer.

3. Algunas mujeres no confían en sus parejas. Una mujer le presenta una amiga a su novio, cuando esta va vestida de forma recatada. El estudio de Vaillancourt apunta que las mujeres tenemos que resolver algunos problemas de confianza.

4. Es economía básica. En un mercado de consumo cuando el suministro de un producto es escaso, los precios suben. Por ello, si se limita el sexo a las mujeres, este sigue siendo una herramienta de negociación. Un hombre por lo general, paga aceptando un compromiso a largo plazo.

5. Todavía somos dependientes de los hombres. Las mujeres seguimos realizando la mayor parte de las tareas domésticas y los hombres siguen aportando más dinero al hogar. Esta circunstancia hace que tanto los hombres como las mujeres sigan juntos. 


6. Para encajar en el grupo. En el año 2017, la terapeuta Ashley Laderer, hizo un pequeño estudio  con una muestra de 200 mujeres y encontró que algunas practican el slut shaming para sentirse "normales" en lugar de "diferentes" al resto de las mujeres.

La devaluación es un manera de supervivencia


Las mujeres que disfrutan de su sexualidad de forma abierta, se convierten en el blanco de las mujeres que no tienen acceso a un trabajo. El peso que tiene nuestro entorno en nosotros es muy fuerte y al final, un hombre termina dejando a una mujer que es  tildada de zorra, promiscua, fácil, etc. No es raro escuchar: "no se respeta a si misma" o "no valora su cuerpo", etc.


Esta postura, lleva a pensar tanto a hombres y mujeres que, si el sexo es fácil de conseguir, los vínculos emocionales son más débiles.

¿Qué podemos hacer para erradicar el slut shaming entre mujeres?

1. Dejar de juzgar. Debemos replantearnos la percepción que tenemos sobre nuestra sexualidad. Con independencia de cual sea nuestro punto de vista, no debemos juzgar el comportamiento de otras mujeres. 

2. Respetar la diversidad sexual. Todos los puntos de vista merecen respeto: monogamia, mujeres que deciden darse un tiempo antes de mantener relaciones sexuales con un hombre, promiscuidad, etc.



3. Asumir que una mujer puede hacerse cargo de su propia sexualidad: Si juzgamos el comportamiento sexual de otras mujeres atentamos contra nuestra propia libertad sexual porque perpetuamos la idea de que una mujer no puede hacerse cargo de su propia sexualidad.

Conclusiones

1. Hay patrones de comportamientos que son rechazados en todas las culturas. En algunas ocasiones las mujeres las perpetuamos de manera sutil y en otras de manera abierta. 

2. Nuestra cultura sigue viendo la sexualidad de una mujer como algo amenazante. Algunas mujeres se sienten empoderadas y cómodas con su cuerpo, visten y actúan de determinada manera por ellas mismas.

3.  Para erradicar el slut shaming es necesario que se produzca un cambio macro a nivel de toda la sociedad: el estado, organizaciones religiosas, medios de comunicación, la industria de las canciones amorosas, etc.

4. Es necesario promover el acceso a la educación a las mujeres en las sociedades más empobrecidas. De esta manera, ellas tendrán la posibilidad de controlar su sexualidad, elegir el número de hijos que quieren tener, casarse si lo desean y obtener sus propios ingresos.

"La próxima vez que llames prostituta a alguien, detente y pregúntate porque lo estás haciendo. Piensa en el impacto que pueden tener tus palabras en la percepción sobre las mujeres".

Mercedes Valladares Pineda

martes, 10 de julio de 2018

¿Existe "body shaming" en Madrid?


¿Existe "body shaming" en Madrid?

Body shaming, es un término que se ha venido escuchando con frecuencia en los últimos años y ha sido el protagonista de revistas femeninas como Bazaar.

La traducción literaria de body shaming es vergüenza del cuerpo y tiene dos acepciones: 

1) Sentir vergüenza por nuestro propio cuerpo.


2) Criticar el cuerpo de otras personas porque no cumplen los estándares internacionales que se han extendido en todo el mundo: mujeres con abundantes senos, piernas delgadas, cintura pequeña, glúteos grandes y bien formados.

Aunque se ponga el foco del body shaming en las mujeres, también se produce en los hombres, sobre todo cuando estos padecen de una obesidad mórbida, cuando tienen una barriga prominente o son muy bajitos. En Estados Unidos, el porcentaje de obesidad es muy alto y por eso, desde temprana edad los niños aprenden a respetar a sus compañeros con sobrepeso.

Tanto las mujeres demasiado delgadas (skinny shaming) como las que tienen sobrepeso (fat shaming), luchan por adaptarse a los cánones de belleza irrealistas que se han impuesto como exigencia excluyente en todo el planeta.

Algunas celebrities han reaccionado frente a estas exigencias exhibiendo con naturalidad sus kilos de más con la intención de dar un vuelco a nuestra manera de pensar. 

Lo cierto es que las empresas de productos contra la celulitis, fármacos adelgazantes, los cirujanos plásticos y toda la industria dedicada al sector de la belleza, son los grandes favorecidos de la lucha diaria de miles de personas que quieren ir en contra de su genética.

Hay personas de algunas razas que por más que lo intenten no van a conseguir un cuerpo estilizado y otras que, no van a tener un cuerpo lleno de curvas al estilo Sofía Loren.

En nuestra época, las críticas hacia los demás se reproducen más rápidamente debido al efecto multiplicador de las redes sociales que han hecho que estos comportamientos sean más evidentes. 

Cuando un personaje público critica a otra persona, de forma inmediata se produce una avalancha de reinvindicaciones hacia la supuesta víctima. 


En muchos casos, recriminamos a la persona que ha hecho la critica. En este contexto, la ex playboy Dany Mathers, fue expulsada de su gimnasio por haber criticado en las redes sociales el cuerpo de una señora de 70 años de edad. 


Sin embargo, esta expulsión no es suficiente para reparar los daños morales sufridos por una mujer que solo pretendía hacer deporte y llevar una vida sana.


¿Cuál es la solución para erradicar el Body Shaming?

Si estás haciéndole body shaming a alguien, lo más conveniente es que profundices en el origen de tus criticas. Para ello, te invito a reflexionar sobre los siguientes puntos: 

1. Buscas alivio a tus propios complejos. De manera inconsciente criticas a otras personas porque te sientes más tranquilo si tienen los mismos defectos que tú. Por ejemplo, vientre prominente.


2. Te tranquilizas pensando que es mejor tener un defecto en lugar de otro. Es cuando criticas a otras personas porque estás en el extremo opuesto. Puedes tener los pechos grandes y tú criticas a alguien con los pechos pequeños. Pero en el fondo, te sigues sintiendo mal.


3. Descalificas a otras personas pero en realidad te estás haciendo una autocrítica. Te pongo un ejemplo: criticas a las personas que aparecen en los medios de comunicación resaltando los defectos de los demás porque tú estás haciendo exactamente lo mismo con una persona de tu entorno: trabajo, familia, etc.


4. Criticas a una persona porque la has idealizado. Te puedo citar esta situación: tu actriz favorita ha dado a luz y se presenta en la playa sin haber perdido los kilos que ha cogido durante su embarazo y no soportas que haya dejado de ser perfecta.


Si estás en cualquiera de las situaciones anteriores, tienes una gran oportunidad para aprender sobre ti mismo y ser una mejor persona.

Si, por otra parte eres tú quien está sufriendo body shaming, puedes encontrar muchos consejos en internet. Incluso, te pueden llegar a decir que realices un voluntariado que te haga valorar las cosas positivas que tienes en tu vida y que te olvides de los defectos de tu cuerpo. Te invito a reflexionar sobre las siguientes preguntas:


1. ¿Estás satisfaciendo las necesidades de otras personas en lugar de las tuyas? Una amiga está a régimen de forma permanente para satisfacer los ideales de  belleza de su pareja.

2. ¿Haz hecho un examen de conciencia sobre tu cuerpo? Si genéticamente, tu cuerpo está lleno de curvas, ¿merece la pena invertir tu tiempo y tu esfuerzo para eliminarlas?. Lo mismo te digo, en el caso de que seas extremadamente delgada y quieras aumentar de peso.


3. ¿Eres consciente de que eres una persona única e irrepetible en el mundo? ¿por qué quieres transformarte en otra persona que no eres? Si consigues los estándares de belleza internacional, ¿te sentirás querido por lo que en realidad eres?


4. ¿Pones en alza tu diversidad? Ser diferente es tu marca personal sin necesidad de hacer ningún esfuerzo para conseguir algo que no eres.


Y ahora volvamos al título de este artículo... ¿Existe "body shaming" en Madrid?

La buena noticia, es que no todo está perdido. Este año en Madrid se ha consolidado la moda de los mini vaqueros. En la capital española, podemos ver luciendo con naturalidad su anatomía, tanto a personas con sobrepeso como a personas muy delgadas, personas con celulitis, personas con estrías, en definitiva, personas reales. 


El "body shaming" es un término de moda que pone de manifiesto una situación que existe desde siempre. 

Desde pequeños -por imitación- en la familia, en la escuela y, a través de los medios de comunicación,  aprendemos a criticar a las personas por su apariencia física, bien por sus facciones  o bien por algún "defecto" en su cuerpo. 

El problema es que la tiranía de la belleza estereotipada está profundamente arraigada en nuestra sociedad. Gracias a internet, esta epidemia alcanza a personas procedentes de los lugares más recónditos del mundo. Por lo tanto, hay muchas personas más afectadas.

Promover  la aceptación y la diversidad son las armas más eficaces para combatir las epidemias propias del siglo en que vivimos.

Mercedes Valladares Pineda
Psicóloga Experta en Coaching TransCultural



martes, 3 de julio de 2018

Diez consejos para realizar negociaciones con bolivianos


10 consejos para realizar negociaciones con bolivianos

El pasado 27 de junio, la boliviana Carolina Céspedes Mendieta, Psicóloga Experta en Inmigración y Presidenta de la Asociación SOLYDES (Solidaridad y Desarrollo), impartió el tercer seminario on line de nuestro ciclo de webinars 2018, titulado: "La psicología del boliviano en el mundo de los negocios".

Una hora antes de dar inicio la grabación, Carolina se presentó con su inconfundible sonrisa, su ordenador portátil y las mejores intenciones para ampliarnos la visión que tenemos sobre los bolivianos. Su apariencia física, piel blanca y ojos verdes, descolocó a algunos de los asistentes. Carolina confirmó su nacionalidad de forma simpática, - exclamando: ¡claro que soy boliviana, hay muchos tipos de bolivianos!

Tres, dos, uno y empezamos a grabar. Nuestra ponente hizo énfasis en que la identidad del boliviano comparte aspectos comunes con la identidad de los mexicanos y argentinos y en general, con el resto de los latinoamericanos. 

El boliviano se caracteriza porque navega en aguas ambiguas entre las culturas de occidente y las culturas originarias indígenas. Asimismo, destacó la biodiversidad que hay en su país ya que posee más de 72 ecosistemas.

En una hora de webinar Carolina consiguió que los que no teníamos una idea de lo que significa ser boliviano al menos dibujáramos un bosquejo provisional y sembró en nosotros la semilla del deseo para conocer más a su país. ¡Y es que Bolivia va mucho más allá de las noticias que se transmiten sobre Evo Morales y las crisis políticas de su país!

Carolina nos dio el pistoletazo de salida para escribir un artículo centrado en los diez consejos para hacer negocios con bolivianos. Después del verano, publicaremos un E-book que recogerá el contenido completo del webinar. Desde ya, te avisamos para que estés pendiente de su fecha de lanzamiento y te lo puedas descargar.

Ahora si entramos en materia:

1. No te dejes llevar por el estereotipo que se tiene de los bolivianos. En general, se piensa que son sumisos, conservadores, tímidos trabajadores y agradecidos. Con independencia de la región de la que provengan, hay todo tipo de bolivianos. Pero, si tuviésemos que clasificarlos según las zonas geográficas, diríamos que los del altiplano son introvertidos, desconfiados y trabajadores; los del valle, competitivos y extrovertidos y; los del llano, extrovertidos, abiertos y distendidos. 

2. Adáptate a la "hora boliviana". Los bolivianos tienen una visión mucho más relajada del tiempo, no sienten presión si no llegan puntuales a una cita ya que la hora en punto es aproximada, no es la hora exacta. Carolina apunta: Puede ser algo antes o bastante después. De todas formas, sé puntual y flexible.

3. La visión del boliviano, es a corto y a medio plazo. Debido a que es una cultura que se ha movido a través de su historia por el fatalismo y por los imprevistos que se pueden producir, no existe una previsión a largo plazo.

4. Conoce el tipo de negociadores con los que vas a trabajar. No es lo mismo establecer una negociación con una persona que solo tiene una visión local que con una persona que tiene una visión global. Muchos proyectos de cooperación fracasan porque hacen negociaciones desde una perspectiva occidental. Al no tomar en cuenta las necesidades de las poblaciones a las que se dirigen -en especial las poblaciones del campo- los proyectos no son sostenibles.

5. Ten en cuenta el principio de complementariedad y reciprocidad. Este principio procede de las culturas indígenas y es necesario tenerlo presente por la ambivalencia que sienten los bolivianos hacia las culturas occidentales. Si un boliviano recibe algo, considera que tiene que devolverlo. Si no lo hace, piensa que está traicionando una relación. Si yo estoy mal en determinado momento, espero que tu me ayudes. Y si tú estás mal en otro momento yo te ayudaré, apunta Carolina.

6. Practica la tolerancia a la incertidumbre. La sociedad boliviana es bastante contestataria, las marchas y las manifestaciones son parte de la dinámica social que se vive a diario. Ante esta situación, un extranjero puede sentir mucha incertidumbre y en cambio, para un boliviano es parte de la cotidianidad, de su manera de ser y una forma más de manifestarse.

7. Practica la tolerancia a la ambigüedad. Aunque provengas de un  país en el que se hable castellano, las diferencias del lenguaje y las diferencias culturales, pueden ocasionar malos entendidos.

8. Haz los acuerdos por escrito. Mientras no exista un compromiso escrito todo puede suceder. Los negociadores se pueden echar para atrás, o cambiar de opinión si los acuerdos solo se hacen de forma verbal. En cambio, lo escrito visibiliza el compromiso de cada una de las partes.

9. No hables de temas sensibles. En general, debido a las polarizaciones que existen en Bolivia, la política no es un buen tema de conversación, tampoco hablar sobre los rasgos físicos asociados a culturas indígenas de los bolivianos, encontrarás a muchas personas con formación muy distinta y diferentes tonos de color de piel.

10. Utiliza fórmulas de cortesía. Los bolivianos, valoran mucho la educación. En su vocabulario, están siempre presente las palabras gracias y por favor. Además, es normal que se utilicen los títulos universitarios para dirigirse a una persona.

¿Son estos los diez consejos más importantes para hacer negociaciones con bolivianos?

Por supuesto que no, son consejos orientativos. La idea es que profundices más.

Carolina Céspedes, cerró su presentación con estas palabras:

Para hacer negocios, hay que basarse en la ética y no aprovecharse del desconocimiento en este área de determinados sectores de la sociedad boliviana. En cada negociación, es importante concretar los beneficios que obtendrán las partes en juego. No hay que olvidar las reglas y normativas para la elaboración de compromisos y sobre todo, hay que ser conscientes de su repercusión.

Te esperamos en el webinar de septiembre en el que hablaremos sobre la Psicología del brasileño en el mundo de los negocios.

Mercedes Valladares Pineda
Psicóloga Experta en Coaching TransCultural  

* Agradecemos las sugerencias de nuestra ponente, Carolina Céspedes Mendieta, para que este artículo sea un reflejo fidedigno de la parte de su presentación que habla sobre las claves para hacer negociaciones con bolivianos.

jueves, 21 de junio de 2018

La reacción de los autónomos hacia el nuevo reglamento general de protección de datos


La reacción de los autónomos hacia el nuevo reglamento general de protección de datos

Juan es psicólogo infantil y trabaja como autónomo por cuenta propia impartiendo cursos de técnicas de estudio a niños y adolescentes. De forma paulatina, ha ido generando un listado de contactos para promocionar sus servicios profesionales.

Lleva varios años asistiendo a eventos de networking, repartiendo tarjetas de visita, impartiendo talleres presenciales y organizando eventos on line. Ha solicitado permiso a sus clientes potenciales para enviarles su boletín mensual.

Después de cinco años, ha conseguido una modesta lista de mil contactos. Juan, quien es un hombre con principios éticos se acogió a los lineamientos del Nuevo Reglamento General de Protección de Datos que es de obligado cumplimiento y de aplicación en todo el territorio de la Unión Europea. El mismo, entró en vigor el pasado 25 de mayo de 2018.

Juan, escribió un correo electrónico dirigido a todos sus suscriptores indicándoles que es necesario que de forma expresa autoricen que están de acuerdo en seguir recibiendo su boletín. Y, les explicó de forma clara que en el nuevo RGDP, el consentimiento no es válido si puede deducirse del silencio, inacción u omisión por parte del interesado. 

Casi un mes después, Juan se siente decepcionado porque solo 100 padres de familia han reconfirmado su suscripción.

Esto puede deberse a varias razones:

1. Sus suscriptores han recibido varios correos electrónicos procedentes de diversos proveedores de servicios  y no dan a basto para contestarlos.

2. Por desidia o falta de tiempo, no se habían dado de baja de su boletín que -desde hacía algún tiempo les había dejado de interesar-. Aprovechan esta oportunidad y no se suscriben.

3. Sus suscriptores nunca habían recibido sus boletines porque estos han ido directamente a su carpeta de spam.

4. Algunos de sus suscriptores son sus amigos y pensaban que podían herirle si se daban de baja.

Muchos autónomos y pymes se encuentran en la misma situación que Juan y sus reacciones han sido diferentes.

1. Los resignados: dan por hecho que sus suscriptores ya no están interesados en seguir recibiendo información sobre sus actividades.

2. Los persistentes: no se dan por vencidos y siguen mandando recordatorios todas las semanas.

3. Los temerosos: son aquellos que aún no le han dado la oportunidad a sus suscriptores de tomar una decisión por miedo a perderlos. 

¿Qué puede hacer un autónomo si pierde su base de datos?

La posibilidad de que sus suscriptores no hayan podido revisar el correo electrónico, no es remota. Por lo tanto, es aceptable que si eres autónomo, vuelvas a hacer la petición, sin abusar del número de correos electrónicos que envías.

Te pongo un ejemplo. Estoy suscrita en el boletín de una prestigiosa escuela de negocios y relaciones internacionales. Después de que el RGPD, entró en vigor, me suscribí con mucho interés.

Mi sorpresa ha sido muy grande porque me siguen solicitando mi suscripción y desde mi punto de vista, ese pequeño detalle revela que no han tomado las suficientes precauciones para personalizar los envíos.

¿Qué pasa si no se vuelven a suscribir a tu boletín?

¡No pasa absolutamente nada! No lo consideres como algo negativo, dale la vuelta a la moneda y míralo como algo positivo. 

Las personas que se han suscrito a tu boletín son las que realmente están interesadas en tus servicios. Yo solo me he apuntado  en los boletines que me aportan contenidos interesantes. ¿Qué sentido tiene seguir enviando información a suscriptores desinteresados?

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos es una gran oportunidad para practicar la transparencia. Si no eres honesto, no solo corres el riesgo de que te sancionen con una cuantiosa multa. 

Lo más grave es que tu mismo te estás desprestigiando dando pie a que duden de tu honestidad a nivel internacional en el ámbito de la Unión Europea.

¡Mira la parte positiva!

Tienes una excelente oportunidad para replantearte la calidad de tus servicios y mejorar los contenidos que ofreces. Una buena manera de atraer a tus clientes es hacer las cosas con excelencia.

Mercedes Valladares Pineda
Psicóloga Experta en Coaching TransCultural

domingo, 10 de junio de 2018

Webinar: La psicología del boliviano en el mundo de los negocios



La psicología del boliviano en el mundo de los negocios

Breve resumen del webinar



Carolina Cespedes Mendieta, Psicóloga Experta en Inmigración, con 20 años de experiencia en diferentes áreas profesionales,  y 15 años de experiencia como psicóloga, Directora de SOLYDES (Solidaridad y Desarrollo), nos aportará una doble mirada que nos ayudará a realizar negociaciones eficaces con bolivianos. Por un lado, desde una perspectiva boliviana y por el otro, como ciudadana hispano-boliviana con más de 10 años de residencia en España.

No te apuntes a este webinar:

1. Si quieres aprender claves culturales para lucrarte económicamente.

2. Si no te interesa la parte ética en las negociaciones.

Apúntate a este webinar si:

1. Tu objetivo es generar riqueza en tus negociaciones.

2. Quieres ofrecer productos y servicios realmente necesarios y sostenibles a largo plazo.

Los tres puntos de aprendizaje de este webinar son:

1. Conocer el perfil negociador de los bolivianos desde una perspectiva ética, psicológica y cultural. 

2. Comprender la perspectiva de los bolivianos en las negociaciones.


3. Realizar negociaciones que enriquezcan las diferentes culturas que están en juego.


El mundo es una paradoja. Si basas tus negociaciones, en la confianza, la cooperación y el respeto mutuo, el crecimiento económico será el termómetro que indica que las cosas marchan bien.


Las diez claves para conocer a Carolina Cespedes:

1. Licenciada en Psicología por la Universidad de San Andrés en Bolivia.

2. Máster en Integración, Desarrollo y Codesarrollo en la Escuela de Participación, Integración y Cooperación (EPIC) y la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid.


3. Estudios de doctorado en Creatividad Aplicada en la Universidad Autónoma de Madrid.


4. Reconocimiento en el año  2009 como una de las mejores 100 Latinas en Madrid,  por su labor como coordinadora del Centro Hispano Boliviano en la Comunidad de Madrid. 

5. Primera coordinadora de nacionalidad boliviana del Centro Hispano - Boliviano de la Comunidad de Madrid.

6. Ponente  en varias ocasiones en Casa de América y otras instituciones de importante impacto para  tratar temas vinculados con la inmigración.

7. Diseño, coordinación y elaboración de tres estudios: "Situación General de los Inmigrantes bolivianos en España", "La Experiencia del Retorno",  "Participación de la población Inmigrante en los Centros Educativos de la Comunidad de Madrid".


8. Ha trabajado en la Procuraduría General de México para la Unión Europea.

9. Trabaja la integración de expatriados en Madrid a través de la promoción de actividades de arte y cultura.

10. Su hobbie es la pintura. Recientemente presentó en Madrid la Exposición: "Colores de África", una colección de cuadros de rostros africanos.

Coordinación y dirección: Mercedes Valladares Pineda, Directora de TransCulturality (Psicología, Coaching y Cultura).


¡Te esperamos!

*Solicita certificado de asistencia con tu nombre y DNI, concepto: Seminario Bolivia. Haz tu ingreso al Banco ING Direct ES51 1465 0100 9817 3087 6372. 5 euros certificado on line y 10 euros certificado físico.


Contacta


Copyright © 2015 TransCulturality All Right Reserved